Suazi… ¿Qué?

¿Dónde está eso?

¿Pero ese país existe?

¡Me suena a país de cuento!

Esas fueron algunas de las cosas que me dijeron justo antes de incursionarme en uno de los países más curiosos de África. ¡Me iba al Reino de Suazilandia! Uno de los países más pequeños del continente, frontera con Sudáfrica y Mozambique.

No fue casualidad, no fue que pasaba por ahí, ¡quería ir! Quería conocer el país desde el momento en que estudié aquel mapa de África que cayó en mis manos de casualidad, justo cuando decidí, que mi sueño viajero continuaría en el continente mágico.

Aunque la verdad, era que días antes de llegar, no sabía mucho del país aparte del nombre y de que era verde y hermoso como mi Tierra astur. Y que era pequeño, y una tiene especial predilección por los países pequeñitos, insignificantes a nivel de mapa, pero que viaje a viaje, descubrí que albergan cosas tan grandes como la calidad humana de sus habitantes.

La cuestión es que nunca en mi vida había conocido a nadie que dijese que se iba de vacaciones a Suazilandia, el curioso y pequeño país, sigue sin ser conocido a nivel turístico internacional, y pasa desapercibido entre esos otros gigantes africanos de alrededor. Y es que a Suazilandia, perdón, al Reino de eSwatini*, no va nadie como destino, solo lo cruzan, se acercan, husmean los viajeros de paso con destino Sudáfrica o Mozambique, ¡o ambos! Con lo que, el tipo de turismo es totalmente diferente al resto, van mochileros, viajeros de meses o años y almas errantes que quieren descubrir mundo. Nada de turismo de resort y fotografía. Cosa que también me agradaba mucho, y más ganas me entraban de llegar y conocer por mí misma.

Reino de eSwatini. Suazilandia.

Mercado de Artesanía en el Valle de Ezulwini

¿Y qué pasó?

¡Que Suazilandia me enamoró desde el minuto 0! ¿Me había teletransportado a mi tierra astur? ¡No me podía creer el verde rabioso y bellísimo en aquel perdido país africano! Pero lo que me ganó definitivamente fue la amabilidad de sus habitantes, aquellas enormes sonrisas que he descubierto siempre corresponden a los ciudadanos de los países más insignificantes (en pequeños)

En casa. Así me sentí durante mis casi tres semanas en aquel paraíso verde que tanto me recordaba a mi Tierra.

Días antes de ir, en aquellas interminables horas de bus de mi ruta por África, me informé un poquito sobre el país, y dato a dato, mi perplejidad y ganas de conocerlo iban aumentando.

Reino de eSwatini. Suazilandia.

Mantenga Falls

¿Os cuento algunas curiosidades?

– La primera curiosidad y que me atañe directamente, por haber vivido la “transición de nombre”, es que justamente el día que yo me fui de allí, el 19 de abril de 2018 el rey le cambió el nombre y pasó a llamarse “Reino de eSwatini”, para rizar el rizo y hacerlo más curioso todavía ¡hasta en el nombre! Y mi imán para la nevera, comprado el día anterior, pasó a convertirse en un recuerdo gracioso de aquel país tan especial. Como su nombre.

– Es un país colorido y pintoresco que ha sabido conservar casi tal cual, todas sus tradiciones.

– Es la última monarquía absoluta de África. Y lo dirige Mswati III segundo de los 67 hijos del rey Sobhuza II y único hijo varón de la reina Ntombi Tfwala (una de las 70 esposas de aquél), y una de las personas dicen, más caprichosas del mundo.

– Está permitida la poligamia, y el rey tiene actualmente 15 esposas, ¡bastantes menos que su padre de momento! Allí un hombre puede tener todas las mujeres que pueda mantener. ¡Ahí es nada! Aunque en realidad nadie habla demasiado sobre la poligamia de su rey ni sus esposas ¡se considera una falta de patriotismo!

– El rey elige esposa durante el “Baile del Junco”, o “Baile de las vírgenes”, una fiesta en la que cada año miles de mujeres del país (mayores y menores de edad, por supuesto vírgenes) bailan para él semi desnudas en una gran explanada, él las escruta y si alguna le gusta ¡se la queda!

– El rey solo se casa con la elegida después de dejarla embarazada, para asegurarse que puede tener descendencia.

– Es una de las naciones del mundo, más afectadas por el Sida, una de cada cinco personas está infectada. Con lo que, la esperanza de vida es muy baja, unos dicen 33 años, otros 50, sea como sea ¡muy baja!

– Para combatir esto, el rey recuperó en el 2001 un antiguo ritual llamado “umchwasho”, en el que prohibía a las mujeres entre 16 y 24 años tener relaciones sexuales. Este ritual iba a tener una vigencia de 5 años, pero tuvo que abolirlo antes, ante las críticas de sus súbditos, al ser el mismo rey el que lo incumplió teniendo relaciones con una chica menor de edad a los pocos días de comenzar el período de castidad impuesto por él mismo. Como auto-sanción, pagó una vaca a los familiares de la chica y al poblado de donde procedía.

– También es uno de los países más pobres de África, más del 60% de sus habitantes, vive con un dólar al día. Algo que contrasta con la fortuna de su monarca, valorada en unos 150 millones de euros, y su ostentoso nivel de vida.

Las esposas se compran con vacas, una mujer virgen vale 17 vacas, y si no es virgen, es negociable.

Suazilandia sin duda, ¡es un país muy curioso!  Y también es un auténtico paraíso. En lo verde, en las montañas, y sobre todo en su gente, muy difícil explicar hasta qué punto llegan a ser amables y sonrientes sus habitantes, incluso en los mercaditos de artesanías, no hay agobios ¡hay sonrisas enormes! Y gente capaz de ofrecerte casa, amistad, comida y ayuda al primer cruce de palabras. Y que compartan todo lo poquito que tienen, conociendo su pobreza, llega muy, pero que muy dentro.

País de contrastes, triste por su situación, curioso como pocos, y precioso por entero.
El pequeño Reino de eSwatini es uno de esos lugares que se quedarán conmigo para siempre en mis mejores memorias viajeras.

*Y por cierto…. ¿Te apetece venirte conmigo para la primavera del año que viene?! ¡En mayo tienes oportunidad! ¡Pideme información!!! 

Reino de eSwatini. Suazilandia. Danzas tradicionales.

Reino de eSwatini. Suazilandia. Mantenga

Reino de eSwatini. Suazilandia. Milwane.

Reino de eSwatini. Suazilandia. Milwane.

 

 

¿Usas Booking.com para reservar alojamiento? Consigue un descuento del 10% reservando a través de este enlace: https://www.booking.com/s/12_6/bec4027b 

(De paso, también me ayudas a mí a seguir soñando con la cantidad que Booking me da por reservar a través de mi enlace-descuento. )

¿Has leído mi historia? ¡Ayúdame a seguir soñando y haciendo soñar! Un solo click en DONAR y aporta la cantidad que quieras a mi Revolución de Sueños Cumplidos. (*Con un mínimo de 15 €  donados te mando un regalito!)


Si te ha gustado este post ¡aquí tienes más!:

Mis 10 consejos para viajar por Mozambique

Mozambique fue un remanso de paz, de mal comienzo y de inmejorable todo lo demás. Supuso un chute de “África negra-África-África”, la que nos imaginamos antes de pisar el continente mágico, la auténtica, la…

leer más

Lo que también pasó en Zambia: La Cara A

Sí. Zambia tuvo Cara B, ¡como todo en la vida! y en ocasiones sentí, que tenía cara de euro. Pero también sentí otras muchas cosas. Cosas maravillosas. Cosas que compensan cualquier pequeño mal trago. Cosas que hacen que siempre…

leer más
(Visited 103 times, 103 visits today)

¡Únete a mi Tribu!

¿Necesitas inspiración para VIVIR, VIAJAR, SOÑAR, CUMPLIR? ¡Pues ÚNETE A MI TRIBU!

Te llegarán actualizaciones con novedades, post inspiradores, info viajera ¡y algún extra solo para ti!

¡Bienvenido/a a la Tribu! Confírmalo en tu email.