Aunque ya había hecho mis pinitos por España y por Europa, mi primer viaje “a lo grande” a solas fue allá en el 2011. Cansada de depender de los demás, de sus fechas y de sus gustos a la hora de elegir destino, me fui a solas a Cuba y cumplí uno de mis primeros grandes sueños viajeros.

A Cuba, y con el paso de los años, se sumarían otros tantos países. Países, muchos de ellos, no demasiado populares para mujeres, y mucho  menos viajando como yo, ¡a solas y por libre! Entre otros, he recorrido por mi cuenta países como Colombia, Honduras, El Salvador, Marruecos, y ahora mismo (febrero de 2018) me encuentro recorriendo desde hace meses el Sur de África. Esa África negra de la que tan poco escrito hay por mujeres que viajen como yo, solas y sin planes. Y es desde África precisamente, y por todo lo vivido, desde donde escribo este post que desde hace tanto tenía en mente.

Estos son mis seis consejos.

Seis consejos que considero básicos.

Seis consejos basados en mi propia experiencia  y en todo lo vivido en la ruta.

¡Vamos allá!:

Hablando de Intuición:

Conecta con tu intuición y escúchala. No infravalores a tu mejor compañera de camino. Ella tiene todas las respuestas. No la calles cuando contradiga a tu ego, a lo que te han dicho, a lo que sabes, a lo que has leído. No estás loca. Piensa que ella lo sabe todo, simplemente síguela. No me preguntes a mí, no le preguntes a nadie: Pregúntale a ella. Pregúntate a ti. Sigue esos impulsos que nacen dentro, en las entrañas, no los cuestiones, no te plantees, calla a tu ego, y hazle caso a ella. Escúchala cuando te advierta, y escúchala cuando te aconseje. Cambia de plan. De ruta. De calle. De Idea. No importa. Ella sabe.
Simplemente síguela.

Estás a salvo.

Ella jamás se equivoca.

Cascadas petrificadas Hierve el Agua Oaxaca México

Y de Miedos:

No dejes que se cuelen en tu equipaje. Déjalos en casa. Habla con otras viajeras. Inspírate leyendo las historias felices, que son mayoría. Olvida lo que cuentan los noticiarios que siempre se basan en los dramas y en las guerras y olvidan contar las buenas noticias del mundo, que son muchas más. No le hagas caso a la gente que jamás lo ha hecho. Que jamás se ha ido. Inconscientemente ellos proyectan sus propios miedos en ti. No los hagas tuyos. Sé precavida, pero no viajes con miedo. El mundo es un lugar maravilloso.

Viajar Sola a Guatemala

Olvida tus diferencias:

Enorgullécete de ser mujer, pero olvida que lo eres. Conviértete en un simple ser humano sin sexo ni raza. Olvida tu color de piel, de pelo, tu procedencia y viaja libre de etiquetas. Olvida prejuicios. Olvida lo que te han dicho. No te encasilles. Eres mucho más que eso.

Viaja por donde sea.

Por donde quieras.

Por donde sueñes.

Si tú no le prestas atención a lo que crees te diferencia, créeme, nadie lo hará.

Viajar Sola

Fluye:

Déjate llevar. No hagas planes cerrados. No son necesarios. Viajar sola es la mejor ocasión para practicar el noble arte del “libre fluir”. No te aferres a tu plan inicial. Viaja relajada y déjate sorprender. La ruta te traerá lo mejor para ti. Simplemente recuerda escuchar a tu intuición.

Viajar Sola Playa Bacocho Puerto Escondid

No hagas caso:

Que nadie te diga como debes viajar. Viaja cómoda. Viaja liviana. Usa mochila o usa maleta. Llévate dos trapos, o llévate tu mejor ropa. Maquíllate si quieres. Vístete como te apetezca. No permites que nadie te juzgue por tu forma de viajar. Y sobre todo no permitas que nadie se burle de tu forma de viajar. Es tu peso, es tu equipaje, úsalo como quieras. Poco a poco, viaje a viaje irás descubriendo que te sobra y que te falta. Siéntete a gusto cada día. Elige tú. Es tu viaje.

un sueño viajero. Sudáfrica.

Y por último:

Confía:

Si el mundo es un lugar maravilloso, la gente que lo habita lo es aún más. La bondad existe y está en todas partes. Confía en la ruta. Y confía en ti. Siéntete capaz. Lo eres.

Viajar Sola por África

 

Escribí estos consejos después de recorrer a solas varios países de Latinoamérica y África. Aunque mi viaje no ha acabado aún y dudo mucho que un día acabe del todo, el 99% de mis historias son historias felices, y el otro 1% son historias que me permitieron aprender y seguir con más ganas y con más fuerza. Nunca hasta el momento he sufrido ni una sola situación incómoda en lo que respecta a la gente que me voy encontrando en el camino, hombres y mujeres, viajeros y del lugar.
Viajo como ser humano. Me olvido que soy mujer, blanca, rubia y europea.
Simplemente soy, y así viajo.
Libre de etiquetas y prejuicios.
Y ahora simplemente, ¡disfruta del mundo! ¡es un lugar maravilloso!

P.D: Finalmente descubrirás que Viajar a Solas, ¡crea adicción! Estas son mis: 5 Razones para volverte adicta a Viajar Sola

¿Has leído mi historia? ¡Ayúdame a seguir soñando y haciendo soñar! Un solo click en DONAR y aporta la cantidad que quieras a mi Revolución de Sueños Cumplidos. (*Con un mínimo de 15 €  donados te mando un regalito!)


¿Usas Booking.com para reservar alojamiento? Consigue un descuento del 10% reservando a través de este enlace: https://www.booking.com/s/12_6/bec4027b 

(De paso, también me ayudas a mí a seguir soñando con la cantidad que Booking me da por reservar a través de mi enlace-descuento. )

Si te ha gustado este post ¡aquí tienes más!:

(Visited 678 times, 678 visits today)

¡Únete a mi Tribu!

¿Necesitas inspiración para VIVIR, VIAJAR, SOÑAR, CUMPLIR? ¡Pues ÚNETE A MI TRIBU!

Te llegarán actualizaciones con novedades, post inspiradores, info viajera ¡y algún extra solo para ti!

¡Bienvenido/a a la Tribu! Confírmalo en tu email.