Mozambique fue un remanso de paz, de mal comienzo y de inmejorable todo lo demás. Supuso un chute de “África negra-África-África”, la que nos imaginamos antes de pisar el continente mágico, la auténtica, la que te atrapa, la que te desespera en algunas ocasiones en las que tu paciencia, o tu falta de ella, se pone y te pone a prueba, y es capaz de cambiar en instantes tu humor, tu amor, y el rumbo de tu día, minuto o milésima de segundo.

Mozambique fue un chute de esa África fascinante que se parecía en todo, a lo que siempre había soñado.

Mis 10 consejos para Viajar por Mozambique y no morir (de desesperación) en el intento: 

1- Intenta siempre tener cambio.

Hay un enorme problema cada vez que intentas pagar con un billete de los grandes. ¡No suelen tener cambio! Intenta cuando puedas, cambiar en supermercados o en cualquier negocio grande. ¡Lo agradecerás en tu día a día!

2- Conciénciate. En las famosas “chapas” y buses low cost, ¡Te van a espachurrar!

*Chapa: viejas furgonetas, que son el medio de transporte más económico de Mozambique para cortas, ¡y también largas distancias a veces! Y vas a viajar mucho más justo que las famosas “sardinas en lata”, incluso yo que soy una mini-woman, me ha tocado viajar de lado, con solo una trocito escaso de mi cuerpo apoyado en el lugar que me correspondía. Aprovechan el espacio hasta límites insospechados, y lo normal será que  no puedas apoyar los pies, por viajar con algún saco, animal, o equipaje en el espacio que “les correspondería”. Lo normal es que a menudo, viajes de lado, quizá sin poder tan siquiera apoyarte en el respaldo, o que lo de moverse medio milímetro sea la odisea de tu vida encajonado como estarás en todos tus trayectos.

3- Suma dos horas mínimo a cualquiera de tus trayectos largos.

Su manera de medir el tiempo y la tuya, no coincidirá jamás. Los relojes en Mozambique van al ritmo caribeño-africano. Si les preguntas a que hora llega el bus y te dicen una hora, recuerda ¡ponle como mínimo dos horas más! ¡Comprobadísimo!

4- ¡A madrugar!

Si quieres viajar de forma económica, que por cierto, es casi la única forma que hay de moverse por allá. Tendrás que madrugar ¡o no dormir! ¿Te cuento a qué hora suelen salir los buses con hora fija de salida? ¡Sobre las 4 a.m.! Siii, ¡las cuatro de la mañana!! En Mozambique aprendí lo que es madrugar de verdad, y las 6 a.m. de mis peores pesadillas, ¡ha empezado hasta a parecerme una hora razonable para salir de casa!

5- ¡Cuidado! Cuando compres un billete de bus (de los baratos), seguramente te harán pagar más por el equipaje.

Y seguramente tu color de piel influya mucho en esta práctica que sigue sin quedarme claro, si es para todo el mundo. Me pasó el 90% de las veces, y hubo un 10% que bien asesorada, y gracias a que había muchos buses para elegir, pude escapar de esta práctica habitual para los más blanquitos de piel al menos. En ocasiones no puedes evitarla, ¡no tienes más opción! Simplemente respira y piensa que con eso y con todo, los transportes siguen siendo muuuuuuuy económicos.

6- Pide la comida temprano, cuando aún no tengas hambre.

¡Muy IMPORTANTE! En el largo, larguísimo tiempo de espera, te dará tiempo a hacer la digestión de tu comida anterior y también a morirte de hambre mientras esperas, esperas, esperas… En Vilanculos llegué a esperar ¡dos horas! Y supe que  nunca más, iba a pedir un plato tan pequeño por falta de hambre, cuando llegó ¡lo devoré! y pedir algo más, ¡estaba descartado! ¿otras dos horas? ¡No, por favor!

7- Olvídate de las siestas en la playa.

Lo intenté, lo volví a intentar un día más, y lo re-intenté al día siguiente. La imagen idílica de palmera, sombra, relax mirando al mar y dormir un poquito, en Mozambique es IMPOSIBLE, pero eso sí, a cambio te reirás y pasarás un rato genial. ¡T-O-D-O el mundo viene a hablar contigo! los pescadores, los niños, la gente del pueblo, ¡Todos! ¡Cuando te das cuenta estás rodeada! ¿y lo de dormir? Mejor déjalo por imposible. Mozambique no es el lugar.

8- Smile! Sonríe, ¡sonríe mucho!

Comprobarás como ese “terra de boa gente”, Mozambique se lo tiene más que ganado. Su gente te cautivará, te lo aseguro.

9- ¡A bailar!

¿Te gusta bailar? No importa si crees que lo haces bien o mal, los mozambiqueños no juzgan, los mozambiqueños disfrutan y te hacen disfrutar bailando.

10- Abre bien los ojos, no estás soñando ¡es real!

A la definición de paraíso terrenal debería añadírsele una foto de Mozambique. ¿Te quieres sentir protagonista de una postal de playa de ensueño? En Mozambique lo tienes fácil. No es necesario que sepas de fotografía ni de edición, ni que busques un buen ángulo o que intentes quitar gente a base de photoshop, lo que ves ¡es lo que hay! y sí, en Mozambique aún puedes estar solo en una isla de ensueño ¡pocos lugares quedan en los que se pueda decir eso!

Mozambique. Ilha Benguerra. Un Sueño Viajero

Mozambique. Vilanculos. Un Sueño Viajero

Mozambique. Vilanculos. Un Sueño Viajero

5% de descuento IATI Seguros de Viaje

¿Usas Booking.com para reservar alojamiento? Consigue un descuento del 10% reservando a través de este enlace: https://www.booking.com/s/12_6/bec4027b 

(De paso, también me ayudas a mí a seguir soñando con la cantidad que Booking me da por reservar a través de mi enlace-descuento. )

¿Has leído mi historia? ¡Ayúdame a seguir soñando y haciendo soñar! Un solo click en DONAR y aporta la cantidad que quieras a mi Revolución de Sueños Cumplidos. (*Con un mínimo de 15 €  donados te mando un regalito!)


Si te ha gustado este post ¡aquí tienes más!:

Lo que también pasó en Zambia: La Cara A

Sí. Zambia tuvo Cara B, ¡como todo en la vida! y en ocasiones sentí, que tenía cara de euro. Pero también sentí otras muchas cosas. Cosas maravillosas. Cosas que compensan cualquier pequeño mal trago. Cosas que hacen que siempre…

leer más
(Visited 408 times, 408 visits today)

¡Únete a mi Tribu!

¿Necesitas inspiración para VIVIR, VIAJAR, SOÑAR, CUMPLIR? ¡Pues ÚNETE A MI TRIBU!

Te llegarán actualizaciones con novedades, post inspiradores, info viajera ¡y algún extra solo para ti!

¡Bienvenido/a a la Tribu! Confírmalo en tu email.