El viaje a Marruecos fue un viaje especial y diferente, fue mi primer y único viaje en grupo hasta la fecha. Surgió de la causalidad (no creo en las casualidades) y fue el inicio del fin, del fin de la vida que ya no quería vivir. Marruecos digamos que “regó” esa semilla que hacía tiempo estaba plantada en mí.

¿Los culpables? Xavi y Carme de la www.lavueltaalmundo.net , hacía casi un año que por causalidad nuevamente encontré su página cuando “googleé” para buscar información sobre ese sueño recurrente durante toda mi vida que cada poco se asomaba a decirme:

.-“¡Eh! ¡Estoy aquí! ¡No te olvides de mí!”

Y más justo en esa época de vacío existencial, de aborrecer la rutina de un trabajo estable que en realidad jamás quise para mí, del hastío y la desgana de vivir una vida que sentía no me correspondía, de replanteármelo todo y rebuscar dentro de mí esos sueños que sentía nunca debía haber abandonado.

En esa época descubrí que había personas que vivían la vida que yo siempre había soñado para mi, y sorpresa ¡no se morían de hambre! como siempre argumentaba mi entorno a mis delirios de vida libre que siempre defendí, y aparentemente no parecían haber salido de ningún psiquiátrico, al revés, eran personas sanas, y lo mejor ¡felices! viviendo la vida a su manera. Y ese fue mi rayito de luz, el que lo cambió todo, el culpable de que hoy algunos me llamen “loca”.

La primera página que encontré en mi deseo de “huir” de la vida “privilegiada” según muchos, (aburrida y rutinaria según yo), fue la de Xavi y Carme, que no llevaban una vuelta al mundo, no, ¡llevaban tres! ¡Y vivían viajando!

.- ¡Ah! ¿Pero vivir así se puede?

En aquel momento yo desconocía totalmente el concepto de “nómada digital”, no me explicaba como conseguían vivir así, ¿de dónde sacaban el dinero para vivir?, envidia (sana), intriga, curiosidad y admiración, todo eso me despertaba su página y leer sus post y sus aventuras por el mundo.

Y los seguí, los seguí a través de todas las redes sociales mientras el mundo que conocía se desmoronaba a mi alrededor a la vez que crecía en mí esa llamita que un día se convertiría en fuego que arrasaría con todo lo que tenía en mi vida y que la sociedad consideraba “ lo normal” y yo consideraba “aburrimiento supremo de vida”.

Entonces lo vi, Xavi y Carme estaban organizando un viaje a Marruecos con ellos, y no solo eso, lo mejor era que en el viaje iba implícito un curso para dar las pautas a seguir para vivir como ellos.

.-¿Quéeeeee?!

Me pellizco, me vuelvo a pellizcar, ¡no puede ser verdad! Recorrer Marruecos, uno de las espinitas viajeras que tenía pendiente y más ilusión me hacía, con los artífices de mis delirios viajeros de los últimos tiempos, y además… contándonos sus secretos para rentabilizar su blog y poder vivir “libres” como ellos ¿Estaba soñando? Lo leí, lo releí, lo volví a leer y finalmente les escribí para solicitar información, cada vez estaba más y más ilusionada con la idea. Pero había un “pero”, necesitaban que hubiese al menos seis personas en cada grupo para poder hacerlo, y cuando me apunté solo éramos tres, así que debía esperar a llegar al mínimo de personas que habían estipulado para poder empezar a moverme con la compra de billetes y demás. Con “demás” me refiero a que en esos días decidí que después de la ruta de 7 días con ellos, me quedaría otros tantos días allí por mi cuenta y recorrería un poquito más a mi manera (la adicción de los viajes a solas que comentaba en mi post )

¡Y se llegó al mínimo! Y no solo eso, ¡se llegó al tope de 12 personas por grupo! Definitivamente ¡me iría a Marruecos en Junio! Expectación, felicidad, ilusión, y, saber que habría un antes y un después de ese viaje, como así fue. Nunca me gustaron demasiado (más bien nada), los viajes en grupo, pero tenía claro que este no sería el típico viaje en plan “rebaño” y con prisas, lo primero por los guías que estaba segura nos aportarían muchísimo con su experiencia viajera, y lo segundo porque suponía que los seguidores de una página de esas características serían similares a mí, seguramente con las mismas inquietudes o parecidas, habría inconformistas, viajeros o soñadores, ¡o todo a la vez! y muy posiblemente a todos se nos hubiese despertado ese gusanillo de ¿por qué no? vivir la vida como ellos, a nuestra manera, quizá viajando o haciendo cualquier otra cosa, siendo libres e independientes. Sabía que en ese viaje habría conversaciones intensas, aprendizaje mutuo, personas interesantes y efectivamente ¡así fue!, lo que yo no podía saber fue el sentimiento de unión, confraternidad y amistad tan inmenso que allí se creó en nuestras “mil y una noches” particulares.

Y también hubo “más mujeres que noches” Xavi dixit, (refiriéndose al reparto de las habitaciones que eran dobles y las noches, de eso nos enteramos después de la carcajada general que ocasionó el comentario) no podía no recordarlo, ¡ni dejar de reírme tampoco!

Fue algo intenso e inmenso, un viaje que recordaré siempre, un viaje al que le debo mucho. El viaje “culpable” de que yo hoy esté escribiendo esto en mi propia página, inconcebible hace tan solo unos años y hoy REAL.

“Lo que llamamos azar, es nuestra ignorancia de la compleja maquinaria de la causalidad”

(Jorge Luis Borges)

Marruecos

¡Un viaje y un grupo INOLVIDABLE!

¿Te ha gustado este post? si la respuesta es sí, ¡compártelo!

¡GRACIAS por adelantando por ayudarme en mi proyecto de vida!

Posts Relacionados:

Marruecos: El país de los contrastes (Parte 2)

¡Ruta hacia el desierto! En mi primera ruta por Marruecos hubo un poco de todo (¡y todo bueno!), carreteras serpenteantes con paisajes increíbles, ríos, cañones, montañas, valles, gargantas, oasis, desierto, kasbahs, pueblecitos auténticos, restaurantes recónditos,…

leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

¡Únete a mi Tribu!

¿Eres un Soñador/a? ¿Un Viajero/a? ¿Necesitas inspiración para vivir, viajar, soñar, cumplir?

¡Pues únete a mi Tribu! Te llegarán actualizaciones con novedades, información viajera, post inspiradores, pero nada de Spam ¡prometido! (¡lo odio tanto como tú!)

¡Bienvenido/a a la Tribu! Confírmalo en tu email.