Soy consciente de que Colombia es uno de los países más injustamente (y tristemente) estereotipado por lo menos en esta parte del mundo de la que procedo. Y repito: INJUSTAMENTE. Por eso, y por todo lo que Colombia me dio, que fue mucho, tengo la necesidad de escribir este post para ayudar a “limpiar” en todo lo que pueda la imagen de uno de los países que más enamorada me tiene, y ¡ojalá alguien me lea y ojalá alguien me escuche!

Viajé sola por Colombia durante tres semanas en junio de 2015, recorrí aquí y allá, cogí buses nocturnos, taxis, paseé por ciudades (incluso de noche en algunos lugares), ¡y no sentí sensación de peligro en ningún momento! Al revés, el carácter de los colombianos es tan increíble que lo único que vi fueron sonrisas,  lo único que viví fue su amabilidad, bondad, generosidad, alegría, empatía y la más exquisita educación, y lo único que sentí fue el cariño no solo de los amigos que allí hice, sino de todo el mundo en general al preguntar por una dirección, en las tiendas, hostels…

Si defino a Colombia con una palabra es esta: PARAÍSO, Colombia lo tiene todo, absolutamente TODO: Paisajes de ensueño, selva amazónica, desiertos increíbles, no una sino ¡dos costas! a cada cual más bella, islas idílicas, ¡incluso un mar de siete colores!, ciudades para perderse, historia precolombina, magníficas fiestas, ocio, multitud de sitios para practicar deportes de aventura en plena Naturaleza, bellísimos parques naturales, ¿sigo? Siento añoranza y  mucha cuando pienso en ese trocito de mundo que tanto amo desde el primer día en que tuve la suerte de poder pisarlo.

Colombia, viajar sola a Colombia

¡Un pedacito de mi viaje a Colombia en imágenes!

DESMINTIENDO TÓPICOS:

¿Era peligroso viajar a Colombia hace 10/ 15 años?

SI, lo era.

¿Es peligroso a fecha de hoy?

NO, rotundamente no. Y quien te diga lo contrario seguramente es que nunca ha estado, que habla de oídas, que te repite lo que ha oído en la tele,  o que se ha quedado un tanto “desfasado” en cuanto a información viajera de países del mundo. Internet está lleno de historias de mochileros, viajeros, aventureros contando las maravillas de Colombia y de su gente, por algo será ¿no crees?

FARC:

La zona controlada por la guerrilla hoy en día es muy limitada, solo lugares puntuales en la selva amazónica, generalmente inaccesibles. ¡Puedes recorrer Colombia perfectamente si necesidad de pasar por esas zonas!

Cárteles de Droga:

Pablo Escobar hace ya muchos años que murió, y Medellín donde estaba su famoso cártel de droga ha cambiado y es hoy en día una de las ciudades más innovadoras del mundo, ganando el concurso City of the Year por encima de ciudades como Nueva York y Tel Aviv ¿lo sabíais? Aunque en la historia de Colombia hubo grandes cárteles de droga, la realidad hoy en día es otra, no hay ningún gran cártel de droga actualmente.

MIS RECOMENDACIONES:

(Las dos primeras son muy básicas, pero, he de decir ¡que he visto de todo en mis viajes! Así que… No está de más recordarlas)

Lo básico:

¿Te meterías a pasear en zonas peligrosas de grandes ciudades como Madrid o Barcelona por ejemplo? No, ¿verdad?, pues no lo hagas tampoco en otros países. En cualquier gran ciudad de aquí y de allá hay barrios mejores y peores, pues ten las mismas precauciones que tendrías en tu país, déjate aconsejar por la gente de allá y evita los barrios más conflictivos. Simple ¿verdad?

“No dar Papaya”:

¡Expresión muy típica de allá! Traducido: No es necesario que te pasees por Colombia, (o por cualquier país que visites) lleno/a de joyas, con un reloj carísimo, enseñando tu súper móvil último modelo, o tu cámara de fotos buena, cara y llamativa. Existen mochilas para meter todo esto, pasar desapercibido/a mientras paseas e integrarte un poco más en Colombia o en cualquier otro país sin llevar escrito en la cara “róbame”. Esto es simplemente actuar con lógica y con un poco de vista, observa dónde estás, y piensa si es adecuado sacar allí tu cámara mega cara o no. ¡Lo mismito que harías en tu país!

Taxis:

Lo primero que leerás en cualquier foro / blog es que no cojas taxis por la calle para evitar los famosos “secuestros expréss”, como inciso a este punto decir que en los últimos años han descendido muchísimo este tipo de secuestros.

Para evitar esto, puedes pedirlos por teléfono, si estás en el hostel quizá te puedan llamar desde allí a uno, y también hay aplicaciones para pedirlos como EasyTaxi o Tapptaxi.

Yo debo decir que he cogido taxis por la calle tanto en Bogotá, como en Medellín y Cartagena y nunca tuve ningún problema. Mi percepción personal es que no hay demasiado riesgo durante el día, y quizá sea más peligroso por la noche en algunas ciudades,  aunque tampoco puedo asegurarlo, solo cogí taxis nocturnos por la calle en Cartagena a la salida de la ciudad amurallada, y todo perfecto, también es cierto que el centro histórico de Cartagena es segurísimo en todo. En otras ciudades, puedes usar el teléfono o las aplicaciones por precaución.

Buses:

He cogido buses nocturnos  en más de una ocasión para desplazarme entre dos ciudades y “pasar noche” allí y me parecieron muy seguros. Mi única precaución antes de subirme fue separar mi dinero (más aún de lo que lo llevaba) en varios lugares,  incluso llegué a meter dinero en mi zapatilla en una bolsita para congelados de las que siempre llevo. Esto es básicamente porque eran muchas horas de bus, me iba a dormir, y bueno, pensé que ¡mejor prevenir! Y por supuesto llevé todas las cosas de valor conmigo y no en el maletero.

También cogí pequeñas busetas durante el día y tampoco tuve ningún problema, me parecieron muy seguras.

Noches:

En los pueblos pequeños en los que estuve salí por la noche o volví tarde al hostel y en ningún momento tuve sensación de peligro. En las ciudades grandes, hay zonas más peligrosas por las noches que otras, lo mejor es preguntar en el hostel o a la gente de allá y saber por donde sí y por donde no puedes pasear o caminar tranquilamente cuando oscurece. También hay zonas muy seguras como El Poblado en Medellín, donde yo me quedé. ¡Hay de todo! Por las dudas, lo mejor es preguntar a la gente de allí.

Conclusión:

No es más peligroso viajar a Colombia, que viajar a cualquier otro país de esta o la otra parte del mundo. Debes tener precauciones lógicas, pero no miedo. Colombia hoy en día ya no es lo que era hace 15 años, los países, igual que todo, cambian, mejoran o empeoran cíclicamente, y Colombia ha mejorado y mucho, ¡muchísimo!

Yo personalmente, te animo a que como yo, lo recorras sola, abierta y receptiva porque te prometo que te enamorarás tanto como yo del carácter alegre y amable de los colombianos, y si te da “vértigo” sentirte sola, te aseguro que en Colombia ¡JAMÁS estarás sola a menos que quieras! Los colombianos son posiblemente las personas más bondadosas que haya conocido nunca, te ayudarán en todo, harás nuevos amigos y, como todos los que emprendemos esa aventura en solitario, te enamorarás del país y de su gente.

Advertencia:

Solo hay un peligro en Colombia, un GRAN peligro, debes estar preparado/a para ello/a, y es que ¡te querrás quedar por siempre! “El riesgo es que te quieras quedar” no hay publicidad más acertada que esta para un país tan increíble como Colombia.

,

¿Y tú? ¿Has estado en Colombia? ¿Qué opinión tienes del país? ¡Os espero en los comentarios!

¿Te ha gustado este post? si la respuesta es sí, ¡compártelo!

¡GRACIAS por adelantando por ayudarme en mi proyecto de vida!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

¡Únete a mi Tribu!

¿Eres un Soñador/a? ¿Un Viajero/a? ¿Necesitas inspiración para vivir, viajar, soñar, cumplir?

¡Pues únete a mi Tribu! Te llegarán actualizaciones con novedades, información viajera, post inspiradores, pero nada de Spam ¡prometido! (¡lo odio tanto como tú!)

¡Bienvenido/a a la Tribu! Confírmalo en tu email.