¿Dónde me voy?

He aquí la pregunta que más he escuchado en mis últimos días, semanas ¡e incluso algún mes!

¡Pues me voy muy lejos!
Y me voy a un lugar del que J-A-M-Á-S he hablado.
De un plumazo y como auto-regalo de vida de mí y para mí, le digo adiós al otoño, al invierno, a otro noviembre gris, al cambio de hora y a la Navidad. ¡Justo lo que siempre he soñado!

¿Por qué esta vez no le he dicho nadie mi destino?

Cuando cuentas algo, un secreto, un plan, un propósito, o una decisión, deja de ser solo “asunto tuyo”. Y las personas a las que se lo cuentas inconscientemente ponen un poquito de su energía, de su percepción, de su proyección:

– Habrá quienes te envidien sanamente.
– Habrá quienes lo hagan menos sanamente.
– Habrá a quien le encante tu plan.
– Habrá a quien le horrorice.

¡Qué guay! Qué envidia. ¡Ten cuidado! Qué horror. Te van a matar. A robar. A secuestrar. ¡Estás loca! Me encantaría ir. Yo conozco a uno que me dijo que aquello era horrible. Y yo a otro que me dijo que era el paraíso. Al primo del tío del vecino de amigo le robaron por allí. La amiga de la suegra de la tía de la hermana de mi novio le gustó tanto que se quedó allí a vivir. Vete a tal sitio. Ni se te ocurra ir a tal otro. ¡Y un etcétera infinito!

¡Estas son algunas de las frases típicas que escucho cada vez que me voy! Y cada vez que cuento antes de tiempo mi lugar de destino. La gente sin querer, por sincera preocupación, o porque nos encanta opinar de todo (me incluyo), mezcla su energía con la tuya y proyecta en tu idea, viaje, propósito o decisión sus propios fantasmas.

Por esa misma razón, y puesto que esto es uno de los auto-regalos más especiales de mi vida. Esta vez he decidido quedármelo yo para mí, arrullarlo, cuidarlo, mimarlo, ilusionarme a solas, preparar y proyectar solo lo mejor. Que es lo que estoy segura voy a encontrar .

La historia

Una tarde agosto estaba tanteando el precio de los billetes para Argentina, ¡sí, para Argentina! Que era mi plan inicial. ¡Y había encontrado vuelos baratísimos con Iberia en algunas fechas! Así que decidí esperar una semana, arreglar algunos temas pendientes y comprarme el vuelo sin más demora.

¡Pero la vida es cambio! Y la mía en concreto ¡aún más! Por estar siempre abierta a todo lo que pase, por pedir continuamente sorpresas a la vida, y por guiarme siempre y en todo caso por la intuición ¡la que jamás me falla!
Y pasó, lo que tenía que pasar:

Una llamada de teléfono casi por error. Una mención a un país. ¡Alertas disparadas! Un poco de investigación. Flechazo a lo grande. FASCINACIÓN. ¡Mi mundo se da la vuelta! Y mis planes se van al traste. En ese momento decido cambiar de rumbo radicalmente. Pido una señal. ¡Y llega en forma de milagro! Y sé que es el lugar al que debo ir. Al que quiero ir. Al que deseo ir. Los astros se alinean y me regalan el mejor vuelo que podía imaginar el día 27 ¡mi día mágico! Las señales llegan sin parar. Y mi emoción aumenta exponencialmente. Mis ganas. Mi certeza absoluta de que es el lugar. Y también es el momento. Mi cabeza da vueltas. Mi parte racional no entiende nada. ¡Y cuando me doy cuenta tengo el billete comprado al lugar del mundo del que JAMÁS he hablado a nadie!
Ahora sí…

¿Dónde me voy?

Aterrizo en un país que presume de poseer parte de la flora y fauna más fascinante del mundo. ¡Así como os lo cuento! Un país de esos en el que percibo que la idea general, también la que yo tenía, no tiene nada que ver con lo que hay realmente ¡tan increíble!

Aterrizo en:

¡Sudáfrica! En concreto en Ciudad del Cabo donde pienso establecerme unos meses seguramente y si todo sale bien ¡tengo planes!
Y de ahí, además de recorrer Sudáfrica y sus interminables maravillas. Visitaré después sin planes, tiempos, ni rumbo los países que pueda de África del Sur:
Lesoto-Suazilandia-Mozambique-Zambia-Zimbabwe-Namibia-Bostwana… ¡Quién sabe!
El resto será pura improvisación. ¡Cómo a mí me gusta!

¿Qué os parece mi plan?

En tan solo unas horas…
¡Comenzamos #UnSueñoViajero Capítulo II!

 

¿Te ha gustado este post? Si la respuesta es sí, ¡compártelo!

¡GRACIAS por adelantando por ayudarme en mi proyecto de vida!

Si te ha gustado este post ¡aquí tienes más!:

Guatemala: Fascinante Chichicastenango

Tan difícil para mí fue aprenderme el nombre, como fácil maravillarme el día que al fin, pude conocerlo.
“Chichi” como se le conoce coloquialmente es un pequeño municipio del departamento de Quiché, muy conocido por su mercado…

leer más
(Visited 461 times, 461 visits today)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Únete a mi Tribu!

¿Necesitas inspiración para VIVIR, VIAJAR, SOÑAR, CUMPLIR? ¡Pues ÚNETE A MI TRIBU!

Te llegarán actualizaciones con novedades, post inspiradores, info viajera ¡y algún extra solo para ti!

¡Bienvenido/a a la Tribu! Confírmalo en tu email.