¿Qué pasaría si…?

Reflexionemos, tú y yo.

Este es un post para leer despacito, en varias veces (y también varias veces), para integrar, asimilar y entender el mensaje que te quiero mandar. De corazón a corazón.

La situación:

Te encuentras cansado o quizá notas alguna pequeña molestia en alguna parte de cuerpo, no será nada importante, piensas tú, pero igualmente decides acudir al médico a comentarlo y quizá a hacer un análisis de sangre que descarte cualquier deficiencia de vitaminas o minerales.

El médico te manda algunas pruebas y vuelves al cabo de unos días a comprobar resultados. Entras, lo ves muy serio, más de lo habitual. Mantiene el entrecejo fruncido mientras te da la mano. Hoy  no hay sonrisas. Hoy no hay el típico comentario del tiempo que últimamente está  loco. Hoy no hay bromas sobre el partido de fútbol del domingo. No le das importancia, crees que ha tenido un mal día, sin más.

Ambos os sentáis. Notas como el médico pasea su mirada por las paredes, ventana, camilla… Entonces te mira a los ojos, sigue serio, muy serio, en sus ojos crees entrever alguna emoción contenida, pero no consigues descifrar qué y porqué. Carraspea, pronuncia tu nombre despacito, casi en un susurro imperceptible, baja la mirada, se queda pensativo…  Adivinas que tiene algo que decirte, pero ¿El qué?

.-No puede ser nada grave, nunca lo es. Piensas para tus adentros.

Y llega, llega ese momento que nunca creíste llegaría.

.-Eso le pasa a otros. No a mí.

Resumen, conclusión, certeza:

TE QUEDAN SEIS MESES DE VIDA.

Te mareas, tu mundo se derrumba, se hace pedazos, se rompe y tú te rompes también. Te falta la respiración, boqueas en un intento vano de buscar ese aire que parece ya no llega a tus pulmones. Tu cuerpo se afloja. Se derrumba. En un segundo ves toda tu vida, tus carencias, tus afectos, tus dolores, tus penas y por primera vez asumes que no, que no eres eterno, y que nunca lo fuiste. Te marea pensar que has vivido 45 años pensando en que si lo eras, pensando siempre en  mañana, en tu jubilación, en el viaje que prometiste hacer cuando cumplieses 50. En el regalo que le harías a tu hija cuando cumpliese 18. En que un día le pedirías perdón a tu hermano por aquella discusión tonta de una mañana de Navidad hace ya tantos años. En ese sueño postergado una y otra vez por algo que hoy sabes con certeza, eran excusas, auto-excusas.

Solo son necesarios dos segundos para “despertar” de tu sueño, ese en el que vivías pensando en la muerte como algo lejano, muy lejano. Algo que le pasa a otros de forma fulminante, a ti no. Imposible. Tenías una salud de hierro. Y tenías planes, miles de planes. Y ahorros. Y un plan de pensiones para poder viajar en cuanto te diesen la jubilación. Porque claro, obviamente llegarías bien a tu jubilación. Con salud. Con fuerza. Con ganas. Igual que tu padre llegó. Lo de llegar mal les pasa a otros. Igual que la lotería les toca a otros. A ti no. Tu vida es estable y lineal ¿qué puede pasar? Nada. Nada de nada.

Te reías cada vez que leías a aquella chica del blog de viajes, la que tuvo el tumor, la funcionaria “loca” como tú la llamas que lo iba dejar todo por vivir su sueño. La entendías, claro que sí, te enternece leerla y te gusta la pasión con la que vive. Y en secreto envidiabas la vida que ella misma había creado.

.- Pero es que ella ha tenido mucha “suerte”.

Tú no tenías tanta, debías levantarte cada día a las 6 de la mañana para llegar a tu trabajo, y debías trabajar de sol a sol ¡hombre claro! Es lo que hay que hacer. Es lo normal si querías llegar a jubilarte y que te quedase una buena pensión para poder viajar. Porque también soñabas con hacerlo, como ella, lo que pasa  es que pensabas hacerlo “cuando pudieras”, y ahora no podías. Si pedías una excedencia seguramente te echarían del trabajo. Y eso no podía ser, que la vida está muy mal. ¿Y luego qué? Que había que pagar hipoteca y coche. Y no podías quedarte sin trabajo. No. De eso nada.

Y ahora:

TE QUEDAN SEIS MESES DE VIDA.

No vas a llegar a la jubilación.

No vas a llegar tan siquiera al próximo verano.

No vas a llegar al cumpleaños de tu hija.

No vas a llegar a nada de lo que habías planeado para tu vida futura.

Tienes ahorros, sí. Y una hipoteca de la que aún te quedan 20 años por pagar. Y un coche nuevo, recién comprado del que aún estás pagando letra. Y una piscina en proyecto que empezarías a construir el próximo año. Y un viaje a Asia que te prometiste hacer al cumplir 50.

Y DE GOLPE NO TIENES NADA.
Nada más que seis meses de vida.

Y también tienes pensamientos lúcidos, por fin y después de 45 años ves con lucidez que nada de lo que has hecho ha tenido sentido ¿para qué los ahorros? ¿Y para qué los proyectos a largo plazo? Te carcomen los ¿y si?, te carcome pensar que no podrás cumplir tu gran sueño de pasar un año entero en Asia, porque tienes 6 meses,

TAN SOLO 6 MESES DE VIDA.

Lloras. Por primera vez en años lloras de desesperación. En tu mente tan solo una cuestión ¿Qué he hecho con mi vida…?

Por primera vez le das la razón a la chica esa de unsueñoviajero.com, y piensas con una lucidez que nunca has tenido que la vida es HOY. Tan solo HOY.

TIENES 6 MESES DE VIDA.

Y muchas decisiones que tomar.

Mañana mismo dejas el trabajo. La verdad es que te gusta lo que haces, pero  no cómo lo haces. No piensas madrugar más. No piensas sacrificar ni un día  más de tu vida vendiendo tu tiempo a una multinacional que no paga mal, pero que te roba tu tiempo de VIDA.

Vas a viajar. Ahora mismo vas a comprar los billetes de avión para conocer al menos un poquito de Asia. Has decidido pasar allí tres meses, con tu hija. Te la llevas. ¿Qué importancia tienen los estudios, las clases, las obligaciones impuestas por esta sociedad que no sabe que la muerte acecha? Ese va a ser el último viaje que hagáis juntos y tiene que ser especial. Ella vivirá, o eso esperas y podrá continuar sus estudios si así lo desea. Y si no que haga otra cosa, que haga lo que quiera, que viva en plenitud. Que no se arrepienta de nada como tú en este momento.

Antes de que llegue la noche también vas a llamar a tu hermano. Le vas a pedir disculpas. Y le vas decir que le quieres, eso que jamás le has dicho. Hasta hoy. Y vas a abrazar a tu familia más fuerte que nunca, y a tus amigos. Vas a repartir “Te quiero” y “gracias”. Lo tienes claro. Ahora o nunca.

Dentro de tu caos, te sientes feliz de que la vida te de aún seis meses para poder vivirla en plenitud. Tienes aún tiempo para convertirla en tu “obra de arte”, para intentar no dejar nada sin hacer, decir, vivir dentro de esos seis meses de vida que aún tienes.

Esta no es una historia tan ficticia como crees.

Esta podría ser tu historia también.

¿Conoces a alguien que se haya muerte en un accidente de tráfico, enfermedad fulminante, etc…? Yo sí. Tengo unos cuantos amigos y/o conocidos.

¿Conoces mi historia? Hace menos de un año a mí me diagnosticaron un tumor cerebral, que de momento ha tenido final feliz, sí. Pero podría no haberlo tenido. O puede que no lo tenga finalmente. A lo mejor se repite ¡quién sabe!

Tú y yo sabemos bien que no somos eternos, entonces, permíteme inmiscuirme en tu vida y preguntarte:

  • ¿Por qué vives como si lo fueses?
  • ¿Por qué dejas todo para mañana?
  • ¿Por qué esperas siempre al viernes, al fin de semana, a tus vacaciones para vivir en plenitud?
  • ¿Por qué ahorras para tu  jubilación con la certeza de que llegará tal cual estás hoy, sin variación alguna?

Recuerda: La vida es cambio. Y LA VIDA ES HOY.

Y para tu auto-reflexión, y la mía, te lanzo estas cuestiones:

  • Si mañana te dijesen que tienes seis meses de vida, dime ¿cambiaría algo en tu vida?
  • ¿Seguirías trabajando tal cual hoy?
  • ¿Pedirías perdón a alguien?
  • ¿Abrazarías más? ¿Quizá dirías más “te quiero”?
  • ¿Te sacarías alguna espinita clavada?

 

Yo tengo claras mis respuestas, por eso voy a cumplir el sueño de mi vida.

¿Y tú? ¿Las tienes claras?

En caso de que algo en tu vida cambiase en esa situación. Dime:

  • ¿Qué te hace suponer ahora mismo que te quedan más de seis meses de vida? ¿O un año? ¿O cinco?
  • ¿Qué te hace suponer que conservarás tu salud hasta tu jubilación? Sé lo que te vas a responder, que a ti nunca te ha pasado nada, que tu familia tiene salud y tú también. Sí, lo mismo decía yo. Y lo que tuve fue un tumor. NO LO OLVIDES.

No. Este no es un post negativo. Este es un post positivo. Mucho. Lleno de vida, de ganas y de pasión ¿por qué? Porque hoy la tengo (vida) y mi familia y  mis amigos también. Y mañana… ¿Quién sabe qué pasará mañana?

  • Mi única intención es que DESPIERTES. No eres eterno.
  • Es mostrarte con este pequeño post que la vida es HOY, y que la vida es CAMBIO.
  • Es  hacerte entender que no hay certezas en el mañana. A menudo la vida da un golpe sobre la mesa y te sorprende. Bueno o malo, eso es relativo.
  • Es que empieces en tu HOY a hacer, decir y vivir la vida que sueñas. Hazlo ahora que tienes vida y salud. No esperes a mañana. A veces el mañana no llega, o no llega de la forma esperada. Créeme. Lo he vivido.

Ojalá te respondas a las cuestiones planteadas y en base a ellas tomes las decisiones adecuadas para no dejar nada para mañana.

NADA.

Ni un abrazo.

Ni un te quiero.

Ni un lo siento.

Ni un sueño por cumplir.

Te deseo que guardes tus auto-excusas en el rincón más recóndito que se te ocurra, para que no las encuentres más, y te lances a VIVIR. A VIVIR HOY. 

Te deseo que vivas como sueñas. HOY Y SIEMPRE.

Con amor. 

CARPE DÍEM.

¿Te ha gustado este post? ¿Te ha inspirado? si la respuesta es sí, ¡compártelo!

¡GRACIAS por adelantando por ayudarme en mi proyecto de vida!

Si te ha gustado este post ¡aquí tienes más!:

7 consejos para escapar de la Rutina

RUTINA: Esa palabra fea tan alejada de la libertad y tan cercana a la muerte (del alma).
Porque definitivamente la rutina es como un corrosivo que acaba con todo, que desdibuja pasiones y sueños en el horizonte de…

leer más
(Visited 750 times, 251 visits today)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Únete a mi Tribu!

¿Necesitas inspiración para VIVIR, VIAJAR, SOÑAR, CUMPLIR? ¡Pues ÚNETE A MI TRIBU!

Te llegarán actualizaciones con novedades, post inspiradores, info viajera ¡y algún extra solo para ti!

¡Bienvenido/a a la Tribu! Confírmalo en tu email.