Adiós amigos, adiós

Adiós Valencia, adiós

C’est fini. Se acabó. Fin de ciclo. Momento del adiós. De los adioses. Adioses con gusto y en forma de papeles con olor a libertad y adioses que duelen, que rechinan, que desgarran, que se sienten ahí donde habitan las entrañas como daño colateral y precio justo a pagar por un sueño tan inmenso como el mío.

Me despido y de golpe y porrazo todo lo que dejo atrás es bueno. Tengo una memoria selectiva que solo sabe recordar lo mejor de lo vivido. Y es mucho. Y es inmenso. Y es eterno. Como todo lo del corazón, lo auténtico, lo mejor, lo que se suelta pero jamás se olvida. Pues eso mismo siento yo hoy, en este autobús, aquí en Tierra de nadie, esa que a partir de hoy será mi casa.

Y hace un día azul.

Y hace sol.

Quizá para que nunca se me olvide esta Valencia soleada en casi eterna primavera en la que tanto y tan bueno he vivido, amado, sentido.

Me voy, y me voy en paz, cierro ciclo con la certeza de las cosas bien hechas, sin arrepentimientos vanos ni reproches castigadores que atormentarían cualquier adiós.

Y ojalá algún día alguien me evoque con una sonrisa en la distancia del tiempo y el espacio, porque eso significará que ha valido la pena mi paso y mis años por esta parte del mundo que siempre olerá a pólvora en mis nostalgias y añoranzas allá donde quiera esté.

Y ojalá alguien no se olvide de mí.

Y ojalá haya dejado algo tan bueno como lo recibido.

Y ojalá queridos amigos, nos volvamos a encontrar…

No sé lo que he sembrado en este Levante azul, pero si sé lo que recojo. Amigos de corazón, hermanos de alma y los mejores compañeros que se pueden tener haciendo siempre las cosas fáciles a esta alma libre díscola y a menudo disconforme con los “porque sí” con muchos galones y muy pocas razones. A todos ellos GRACIAS, y postales, y almuerzos pendientes y todo eso fuera del gris de la Oficina sin vida y sin sol.

Y al fin, y como de todos los lugares, me llevo como tesoro las personas de “para siempre” y suelto, y desato, y libero a las efímeras, a las de un ratito, las de un momento, un suspiro, agradeciendo ¡como no! su paso por mi vida y todo lo compartido.

Hoy tengo la sensación que llevo tiempo despidiéndome.

A lo mejor desde siempre.

A lo mejor desde el mismo momento en que llegué.

Porque así es la vida nómada. En continuo movimiento, flujo, corriente. Con sabor dulce de reencuentros y amargo de despedidas. C’est la vie. Justo precio por huir de la inmovilidad que mata, a nosotras, a las almas libres. Las que siempre se van. Las que eternamente vuelven. Las que se pasan la vida despidiéndose y regresando. Las que vuelan, las que son como yo.

Como yo,  que en mi próxima vida elijo ser viento…

A mis queridos amigos de allá, de Valencia.

A mis ex-compañeros.

A todos.

GRACIAS.

Siempre en mi corazón.

Siempre deseando ese abrazo del reencuentro, allá donde quiera que esté, allá donde quiera que sea, allá donde quiera el Universo que nos volvamos a encontrar.

Con todo mi Amor. Eterno. Incondicional.

Y PARA SIEMPRE… 

¿Te ha gustado este post? Si la respuesta es sí, ¡compártelo!

¡GRACIAS por adelantando por ayudarme en mi proyecto de vida!

Si te ha gustado este post ¡aquí tienes más!:

Guatemala: Fascinante Chichicastenango

Tan difícil para mí fue aprenderme el nombre, como fácil maravillarme el día que al fin, pude conocerlo.
“Chichi” como se le conoce coloquialmente es un pequeño municipio del departamento de Quiché, muy conocido por su mercado…

leer más
(Visited 480 times, 47 visits today)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Únete a mi Tribu!

¿Necesitas inspiración para VIVIR, VIAJAR, SOÑAR, CUMPLIR? ¡Pues ÚNETE A MI TRIBU!

Te llegarán actualizaciones con novedades, post inspiradores, info viajera ¡y algún extra solo para ti!

¡Bienvenido/a a la Tribu! Confírmalo en tu email.