Antes de nada, ¿Ya has leído mis consejos “Antes De Tu Viaje por Libre”? ¿Si? ¡Pues continuamos! En esta parte incluyo pequeños consejos desde tu vuelo que, aunque para los viajeros expertos sean muy básicos, no lo son tanto para los viajeros noveles que se inician en esto de los grandes viajes por libre y/o a solas, algunos de ellos los he aprendido a la fuerza, y otros tantos son cosas que pueden parecer más “lógicas” pero que a veces ¡podemos no darnos cuenta!

1) Redes móviles:

Esto puede que parezca muy básico, pero de tan básico a veces he visto gente que se le ha olvidado, con consecuencias económicas que hubiesen preferido evitar.  Desconecta las redes móviles ANTES de apagar tu móvil en el vuelo de ida, así cuando lo enciendas de nuevo, no tendrás ningún problema. A veces en el “caos” de la llegada, impresos de entrada cuando los hay, etc, se pueden pasar estos pequeños detalles y quizá cuando te des cuenta tu factura ya habrá engordado un poquito más de lo deseado.

2) En el vuelo:

Para volar recomiendo ir tapados, en vuelos largos suele hacer mucho frío en el avión, y ni la manta que te dan te sirve para no congelarte. La chaqueta no puede faltar y además yo recomiendo pantalón largo y zapato/zapatilla cerrada.

3) Equipaje de mano:

Lleva todas tus pertenencias de valor, lo que no quieras perder por nada del mundo, en tu equipaje de mano en caso de que factures. Cámara de fotos, ordenador, cargadores, documentación, dinero, etc… debe viajar contigo siempre, yo además siempre incluyo algo de ropa interior, una camiseta y cepillo de dientes como kit básico de supervivencia por precaución por si tu equipaje facturado se “perdiese” o no llegase  a tiempo. Esto nos puede “salvar” por lo menos esa primera noche y día siguiente.

4) Taxis:

En los países donde se suele regatear el precio de los taxis, es normal que en el primer viaje del aeropuerto a tu lugar de alojamiento, pagues como novatada un precio más elevado del que debería ser. Según el país, te aconsejo investigar en los foros o páginas de viaje esta cuestión, en cada país funciona de una manera y no siempre tienes que coger el primero de la cola como aquí en España. Hay un precio justo, ellos lo conocen por más que insistan y ese es el que debes de pagar.

Siempre que puedas, coge el transporte público que tengan allí, bus o tren, te saldrá mucho más barato y te ahorrarás el regateo con el taxista con tu cansancio lógico después de un vuelo de muchas horas.

5) Dinero:

Mejor llevarlo separado en más de un monedero. Yo me compré una riñonera en Decathlon que se usa debajo de la ropa, no es externa, debajo de camisetas no demasiado ajustadas, ¡no se nota nada! Yo he llegado incluso a llevarla debajo de los vaqueros. Ahí te puede caber el pasaporte también. ¡Y luego échale imaginación y a repartir el dinero!

En el primer bus nocturno que cogí en Colombia, dividí mi dinero en un montón de “rincones”, parte lo llevaba en una bolsita para congelados (siempre las llevo conmigo) entre el calcetín y la suela de mis zapatillas, parte en un monederito pequeño que metí en el sujetador, parte en la riñonera. Quizá me pasé repartiendo, pero la precaución nunca está de más y mucho menos en un viaje nocturno de muchas horas en el que seguro te dormirás.

6) Reloj:

Cambia la hora del reloj y pon la del país en el que estés o directamente… ¡quitátelo! Quizá sea psicológico, pero el jet lag es peor cuando tienes en la muñeca la hora de tu país de origen.

7) Diarrea del viajero:

Para evitar la tan conocida y temida por incómoda “diarrea del viajero”, yo tengo una máxima, nunca como nada crudo cuando me voy a algún país con “peligro” de afecciones estomacales, ¡y a mí me funciona! Ten en cuenta que una de las causas principales de diarrea es el agua, entonces intenta no comer nada lavado con esa agua y no cocinado.

Solo tuve una diarrea de este tipo en mis viajes, y fue justo en mi primer viaje, cuando aún no aplicaba mi máxima viajera. Por el resto, me encanta comer en los puestecitos de la calle, pruebo todo lo típico (no crudo) y disfruto de nuevos sabores allá donde quiera que vaya, y ¡nunca he vuelto a tener ningún problema!

¡Por supuesto estoy hablando de viajes no demasiado largos! Tres semanas o un mes se puede aguantar sin comer una ensalada, pero más tiempo… ¡difícil! Soy consciente.

En cuanto a la bebida, el agua embotellada SIEMPRE, jamás del grifo y además procura abrirla tú.

8) Documentación:

Procura llevar el pasaporte siempre a mano cuando viajes también por Tierra en el país que sea, a veces en los buses te encontrarás con  controles en carretera.

9) Paquetes ajenos:

No te fíes, por muy buena vibra que te de la persona que te ofrezca llevar algún paquete, si no conoces personalmente y tienes suficiente confianza, si es un amigo de un amigo o similar, ¡revísalo antes! por muy bien envuelto que te lo entregue, y según en qué países te diría que ni siquiera lo llevases. Hay países en que los controles de droga son exhaustivos (pasé por uno a la salida de Colombia), y agradecerás no haber llevado ningún paquete ajeno, ¡creéme!

10) ¿Drogas?:

En tu país mejor, la legislación anti-drogas suele ser muy dura en muchos países, no te la juegues.

11) Fotos:

Cuando quieras sacarle una foto a alguien, pídele permiso, piensa que son personas, ¡no parte del paisaje! Educación y respeto ante todo, en muchas ocasiones accederán encantados, en otros, no tanto. Ten en cuenta que muchas mujeres musulmanas por ejemplo se enfadarán mucho si les sacas una foto sin su permiso.

12) Ropa:

Vístete de forma sencilla, no hagas ostentación de joyas /reloj/ móvil, etc… cuanto más desapercibido pases, mejor “vivirás” el país, y menos sustos te llevarás. Es algo que parece lógico, pero que no todo el mundo lleva a la práctica, ¡lo he visto!

13) Compras:

¡Cuidado con lo que compres en el país! Asegúrate de que puedas transportarlo y no sea ilegal o alguna antigüedad que no puedas sacar.

14) Dar dinero a los niños en la calle:

No es bueno, no los acostumbres a “vivir” del turismo y no contribuyas a prolongar su mendicidad, si quieres ayudar puedes hacerlo a través de una ONG, o quizá en alguna organización (suele haber) que se dedique precisamente a ayudar a estos niños.

15) Da señales de vida:

Déjale a alguien de confianza tu recorrido e intenta dar señales de vida de vez en cuando aunque sea con un simple ¡hola!, ahorrarás disgustos a tu gente más cercana y harás que se sientan tranquilos en todo momento. No me gusta demasiado “conectarme” cuando viajo, ¡pero hay que ponerse en la piel de nuestros seres queridos!

16) Pregunta:

¡No te cortes! No dejes de preguntar, de hablar con los locales, de escuchar, seguro que todos tienen mil historias fascinantes que contarte, no hay nada mejor que “vivir” el país un poquito más a través de su gente.

17) Idioma:

Apréndete algunas palabras en el idioma del país que vayas, quizá un saludo,o a decir gracias, eso te hará integrarte un poco más en el destino y te aseguro que es una fantástica manera de entrar con buen pie en el país.

18) Y lo más importante de todo:

Utiliza siempre que puedas el lenguaje universal que abre todas las puertas ¡LA SONRISA!, sonríe, ríe, disfruta, “vive el país” y sobre todo “vive” sus locales, ese será sin duda el mejor recuerdo de viaje que te llevarás.

 

¿Se te ocurre algún consejo general más durante el viaje? Podéis añadirlos en los comentarios ¡Os espero!

¿Te ha gustado este post? ¿Te ha sido útil? si la respuesta es sí, ¡compártelo!

¡GRACIAS por adelantando por ayudarme en mi proyecto de vida!

Si te ha gustado este post ¡aquí tienes más!:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

¡Únete a mi Tribu!

¿Eres un Soñador/a? ¿Un Viajero/a? ¿Necesitas inspiración para vivir, viajar, soñar, cumplir?

¡Pues únete a mi Tribu! Te llegarán actualizaciones con novedades, información viajera, post inspiradores, pero nada de Spam ¡prometido! (¡lo odio tanto como tú!)

¡Bienvenido/a a la Tribu! Confírmalo en tu email.