¿Tu primer viaje a solas y por libre? O simplemente ¿Tu primer viaje por libre?

Sea cual sea tu caso, aquí tienes algunas de las cosas que he aprendido en mis viajes por el mundo, a la fuerza algunas de ellas, y otras tantas vividas en carne “ajena”. Siempre hay cosas que se nos pasan desapercibidas cuando nos ponemos a preparar un gran viaje, a veces en Internet nos deleitamos (¡súper necesario también!) con las maravillas del país, y se nos olvida investigar sobre algunos datos “prácticos” que nos pueden evitar pasar algún mal rato.

Una buena opción para investigar sobre todas estas cuestiones son los foros de viaje, yo he usado mucho (y sigo usando) el foro de www.losviajeros.com, allí viene la información por países y por zonas, y casi puedes resolver cualquier cuestión con la información que aportan los demás viajeros.

Para evitar “despistes” y situaciones incómodas, aquí van mis consejos viajeros a tener en cuenta antes de emprender tu viaje por libre.

1) Equipaje:

Si te vas a comprar una maleta para tu viaje, y la piensas facturar, mi consejo es que te la compres de algún color llamativo o, si la prefieres más normalita que le pongas un lazo, pegatina, o la marques de alguna manera. Parece una tontería, pero no lo es, esto te puede evitar algún “disgusto” en la cinta cuando vayas a recogerla. (Sí, ¡Me ha pasado!)

2) Cambio de dinero:

Antes de salir de viaje, investiga sobre la hora de apertura y cierre de las casas de cambio y si en el país aceptan euros, que en caso de emergencia te puede servir (en muchos países los aceptan) y ten en cuenta que no en todos los “pueblos” más pequeños hay posibilidad de cambiar. El cambio en el aeropuerto suele ser más desfavorable que en las casas de cambio de las ciudades, depende de la hora que llegues, valora cambiar un poquito de dinero allí (lo justo para permitirte coger taxi/bus/tren para llegar al lugar donde te alojes y pagar la primera noche en caso de que llegues muy tarde y te pidan el dinero por anticipado, ten en cuenta que muchos hostels funcionan así.

3) Tarjetas:

Investiga antes de salir las comisiones que te aplica tu banco por pagar con la tarjeta o sacar dinero en un cajero. A veces son abusivas y te compensa más sacarte otra nueva tarjeta. Hay muchas opciones de tarjetas recargables (sin cuenta) y gratuitas que te pueden ser muy beneficiosas, además de seguras al recargarlas tú con la cantidad que quieras.

4) Enchufes/Corriente:

Ten en cuenta que el tipo de enchufes del país al que vayas puede ser diferente al de tu país, y esto, cuando llegas de noche al lugar y tienes que cargar tu móvil para decirle a tu familia que estás bien, ¡es un gran problema si no eres previsor/a! Yo siempre llevo un adaptador de enchufes universal, y con eso, ¡tengo para todo el mundo! El mío es desmontable, así que si no estoy segura o si voy a recorrer varios países lo llevo entero, si voy a un país en concreto me llevo solo la parte que necesitaré.

¡Este es el que yo tengo!:

También hay que tener en cuenta el voltaje del país al que vayas, habrá cosas que no te funcionen y otras que se carguen mucho más lento.

Yo tengo un secador de viaje muy pequeñito con doble voltaje que es el que suelo llevar cuando me voy por ahí. En el resto de cosas, nunca tuve problema, pero eso sí, con 110v/60hz ¡todo carga mucho más lentamente!

5) Ladrón:

Siempre llevo un ladrón conmigo que me ha salvado de muchas elecciones difíciles cuando llegas por la noche al hostel sin batería en la cámara ni en el móvil, y tienes que decidir que dejas enchufado por la noche. A veces hay muy pocas tomas de corriente, o, solo llevas un adaptador de enchufe, si quieres cargarlo todo a la vez, ¡el ladrón es imprescindible!

6) Pañuelo:

Un pañuelo que puedas usar para el pelo, para taparte los hombros o como pareo no ocupa demasiado es muy útil y te sacará de algún aprieto a la hora de visitar templos en Tailandia por ejemplo, con un calor insoportable y pocas ganas de ir más tapada que con una camisa de tirantes. Te pones el pañuelo por los hombros y listo.

7) Requisitos de entrada/salida:

Infórmate antes del precio de los visados o tasas de entrada y salida del país, a veces es necesario pagar una tasa en el aeropuerto antes de salir, intenta llevar ese dinero justo y sin cambiar. Incluso te puedes ahorrar esa tasa en algunos países si te informas, en Colombia por ejemplo, si viajas como turista y tu estancia allí no excede los sesenta días.

Aparte de las tasas, conviene informarte de todo lo que te pidan al llegar al país de destino, si tu destino es un país insular es muy posible que te exijan billete de vuelta, tenlo en cuenta si te vas a la aventura y no sabes cuándo regresar, hay páginas que te pueden hacer una “pre-reserva”, a todos los efectos válida en el país que vayas como billete de vuelta, de las que caducan en 24 horas que te pueden “salvar” sin tener que gastarte un dineral en el billete de vuelta. Si no es un país insular y en el caso de que te exijan billete de salida, (que no siempre lo exigen) siempre puedes comprar un billete barato de tren o bus a algún país limítrofe, busca la opción más barata (ciudades fronterizas) y luego si lo pierdes, tampoco perderás mucho dinero, quizá con unos pocos euros en proporción puedas solventar este “problemón”.

Si eres español en la página del Ministerio de Asuntos Exteriores, puedes comprobar todo lo exigido en cada país.

8) Registro de viajeros:

En la página del Ministerio de Asuntos Exteriores (para españoles) aunque imagino que en cada país también tendrán esta opción, puedes inscribirte en este registro con tus datos personales y los de tu viaje, es gratuito y es interesante para estar localizado en caso de emergencia grave.

9) Vacunas:

En algunos países es necesario e incluso obligatorio ponerse ciertas vacunas, en estos países te pueden exigir un certificado internacional de vacunación. Puedes consultarlo en la página del Ministerio de Asuntos Exteriores, o puedes pedir cita en Sanidad Exterior y ellos te informarán de las vacunas necesarias que te pueden poner allí mismo.

Percepción personal al respecto: ten un poco de criterio en cuanto a esto, generalmente te van a decir que te hacen falta mil vacunas, valóralo bien, habla con otros viajeros que hayan ido al destino y en cuanto a las recomendadas, ponte solo las que creas que debes ponerte.

10) Seguro de Viaje:

Según el destino, el tiempo en el que estés por allá y lo que pienses hacer, es buena idea sacarte un seguro de viaje, aunque sea básico si no te vas por mucho tiempo, la Sanidad fuera te puede resultar muy cara si no llevas un seguro y viajando estamos expuestos a cualquier intoxicación, lesión, etc. Hay países en los que es obligatorio llevar un seguro hecho para tus días de estancia allí, como por ejemplo Cuba.

11) Botiquín:

Yo siempre llevo un botiquín básico cuando viajo, meto algunas pastillas antidiarréicas (¡mejor prevenir!), unas gasas, vendas, tiritas, suelo llevar algún antibiótico suave y ¡suero en sobre siempre conmigo! Muy recurrente en las afecciones estomacales que a veces tenemos cuando viajamos. No en todos los países es fácil acceder a todo esto o quizá suponga una pérdida de tiempo buscar la farmacia más cercana según el lugar en que te encuentres.

12) Documentación:

Es útil llevar una fotocopia del pasaporte compulsada y además escanear toda la documentación importante, pasaporte, cartilla de vacunas si te has puesto alguna, y mandarlo a tu mail. Si tienes alguna foto de carnet suelta, reciente y no sabes que hacer con ella, ¡llevátela! Te puede ser muy útil para tramitar algún visado.

Si tienes que llevar alguna medicación específica, intenta llevar la receta médica, te librará de muchos problemas.

13) Teléfonos:

Acuérdate de llevar anotada la dirección del consulado y el teléfono. ¡Muy importante!

14) Boli:

¡Imprescindible! En muchos países se forma un lío monumental a la hora de rellenar el impreso de entrada, y tener un boli contigo te puede ahorrar esperas innecesarias hasta que alguien te deje el suyo.

15) Baterías y tarjetas de memoria:

Si llevas doble de todo, ¡mejor! Te evitarás tener que borrar fotos para que quepan más o quedarte sin batería después de un día largo y no poder fotografiar una maravillosa puesta de sol por ejemplo.

16) Costumbres:

Infórmate sobre las costumbres del país de destino, esto es muy importante para integrarte en el lugar, y no “meter la pata”. ¿Sabías que en China se considera de mala educación regalar un ramo de flores a la dueña de la casa por ejemplo?

17) Idioma:

Apréndete algunas palabras en el idioma del país que vayas, un saludo, gracias, eso te hará integrarte un poco más en el destino y te aseguro que es una fantástica manera de entrar con buen pie.

18) Libro:

Si viajas solo y además sueles “viajar” también a través de los libros, en tus ratitos de relax y conexión contigo no dejes de llevar un libro relacionado con el lugar que visites in situ. ¡Lo vivirás mucho más!

Yo volví a releer “El amor en los tiempos del cólera” del gran Gabriel García Márquez sentada en la muralla de la bella Cartagena de Indias, ¡no hay palabras para describir la sensación!

¿Se os ocurre algún consejo más para añadir a la lista? ¡Os espero en los comentarios!

El post continúa en: Durante Tu Viaje Por Libre: 18 Consejos Viajeros

¿Te ha gustado este post? ¿Te ha sido útil? si la respuesta es sí, ¡compártelo!

¡GRACIAS por adelantando por ayudarme en mi proyecto de vida!

Si te ha gustado este post ¡aquí tienes más!:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

¡Únete a mi Tribu!

¿Eres un Soñador/a? ¿Un Viajero/a? ¿Necesitas inspiración para vivir, viajar, soñar, cumplir?

¡Pues únete a mi Tribu! Te llegarán actualizaciones con novedades, información viajera, post inspiradores, pero nada de Spam ¡prometido! (¡lo odio tanto como tú!)

¡Bienvenido/a a la Tribu! Confírmalo en tu email.